Archivo de la categoría: Literatura

EVENTO LOCAL: Feria de artes visuales!

FAVY organiza la primera feria de artes visuales y varias personas exponen! entre ellas yo! Espero que puedan ir!!

Cari Barbachano

Anuncios

Festival gratuito!!!

El Domingo 11 de Diciembre se llevará a cabo un gran Festival por el motivo del primer Aniversario de “Red Room Collection

Todas las bandas locales que participaron en los distintos tributos, nos enseñarán ahora de que están hechos! Presentando sus propuestas originales únicamente!

Y claro que Nuestro Colectivo de arte “StArt”estará participando en una exposición de Artes Gráficas Totalmente Gratuita, Así como un tianguis donde podrán adquirir algunas piezas de Arte!

El evento será en la explanada del centro de convenciones Siglo XXI a partir de las 04:00pm

Nos vemos el Domingo para deleitarnos con excelente arte hecho en nuestra ciudad!

Publicado por: StARt

Una probadita del maestro Miguel de Unamuno

Miguel de Unamuno es uno de los más grandes escritores españoles, y muy prolífico, del Siglo XIX, XX y de cualquier otro siglo.

Escribió poemas, novelas (o nivolas, como solía llamarlas), tratados y ensayos filosóficos, obras de teatro y más. Pero su biografía completa la encontrarán en cualquier sitio.

Su nivola más representativa es Niebla, también mi favorita. Pero de eso trataré en otro post.

Mi libro filosófico favorito suyo es “El sentimiento trágico de la vida (de los hombres y de los pueblos)”. Tratado existencial detallado, profundo, absolutamente estimulante e intensamente apasionante acerca del problema de la inmortalidad del alma, ese sentimiento trágico de no querer morir nunca, y la incertidumbre esotérica y metafísica, de donde he extraído estos fragmentos que os compartiré, que es lo realmente importante por el momento, para este post.

[…] “Imposible nos es, en efecto, concebirnos como no existentes, sin que haya esfuerzo alguno que baste a que la conciencia se dé cuenta de la inconciencia, de su propio anonadamiento. Intenta, lector, imaginarte en plena vela cual sea el estado de tu alma en el profundo sueño; trata de llenar la conciencia con la representación de la no conciencia, y lo verás. Causa congojosísimo vértigo intentar empeñarse en comprenderlo. No podemos concebirnos como no existiendo. (cap. 3, p. 39)

[…]Más, más y cada vez más; quiero ser yo y, sin dejar de serlo, ser además los otros, adentrarme a la totalidad de las cosas visibles e invisibles, extenderme a lo ilimitado del espacio y prolongarme a lo inacabable del tiempo. De no serlo todo y para siempre, es como si no fuera, y por lo menos ser todo yo, y serlo para siempre jamás. Y ser todo yo, es ser todos los demás. ¡O todo o nada!

¡O todo o nada! ¿Y qué otro sentido puede tener el “ser o no ser” To be or not to be, shakesperiano, el de aquel mismo poeta que hizo decir de Marcio en su Coriolano (v, 4) que solo necesitaba la eternidad para ser dios: he wants nothing of a god but eternity? ¡Eternidad! ¡Eternidad! Éste es el anhelo; la sed de eternidad es lo que se llama amor entre los hombres, y quien a otro ama es que quiere eternizarse en él. Lo que no es eterno tampoco es real”[…] (cap. 3, p. 40)

Continuará…

Publicado por: Le Pappatzul

Un cuento al día, ¡la clave de la alegria!

Les comparto un pequeño cuento que he leído hoy; me lo compartió el buen Castor. Espero les guste.

LOS DULCES FRUTOS DE LA DICHA

<<Era casi de noche. Al igual que otras veces, estábamos solos en la biblioteca de mi padre, leyendo. Al cabo de un rato de concentración y silencio, le dije:

“¿Te puedo pedir un favor?”

“Claro”, dijo ella levantando la cara y luciendo para mí su sonrisa ajena de malicia.

Dudé

Desde su matrimonio, que fue cuando vino a vivir a casa, nunca se había dado entre nosotros mayor confianza que la de hablarnos de tú; ella jamás había expuesto una mirada o una palabra que me permitiera suponer que accedería a una cosa así; en realidad era una estupidez, una agresión innecesaria, una brutalidad sin sentido. Estuve a punto de no seguir adelante, pero la obesión que me engruesaba por dentro a partir del día en que se le soltó aquel botón, obligó a mi voz, llena de hervoresm a decirle:

“Abrete la blusa… Quiero verte los senos.”

Apretó la boca y permaneció callada, con la estupefacción atontándole las pupilas y la mano derecha suspendida, inútil, en el vacío.

(Sus pechos de mujer en mi boca de hombre. Sus pechos pesados, de pétalos dignos, hospitalarios, exactos. Majestuosos sus pechos, y enorme mi gula de sorberlos, de morderlos,de atragantarme, de asfixiarme, de causarles daño, de irlos enrojeciendo, de irles perjudicando su tersura nomás de tanta succión, de tanto dentelleo, de la tanta animalidad que le provocan a mis ansias esos sus pechos que ella me da, levantándolos y apretándolos de placer y de rabia, entre ayes breves de satisfacción y dolor, entre expresiones atormentadas que me piden no me lastimes, que me exigen castígame, que me advierten me vas a matar, que me arrullan, come, mi niño, mi hombre, pero despacio, despacito, eso es, contente, son tuyos por qué te los quieres acabar de una vez, por qué me martirizas, si son todos tuyos, nada más para ti, para tu boca, para tus dientes, para que los ensalives, para que los sangres, para que les hagas lo que te nazca, lo que se antoje, son enteros para tu, mi niño, los cultivé para ti, los hinché, los maduré para tu gozo, para tu contento, sus pechos poderosos que me brinda con su voz, sus porfiados pezones que me buscan los labios y me los recorren con su suavidad granulada, sus pechos y pezones que visitan mis mejillas con ternura, con lentitud, que se depositan en mis párpados cerrados, que se derraman como un remanso sobre mi frente, acariciándose con mi pelo, y que luego descienden, con la misma morosidad, con el mismo amor, hasta mi garganta, hasta mi torso, donde se pegan con inocencia, con largueza, a mis tetillas, y luego hasta la poza de mi ombligo, donde se turnan para beber sin prisa, con hondura, y luego hasta mi racimo de hombre, que se engríe con la codicia de esa piel, con el espezor macizo de esas carnes que envuelven, que sostienen, que retan, que tornan a ser dos vidas independientes, dos masas ardorosas que colocan a mi bulto viril entre ellas y lo contienen, lo frotan, lo aprietan, lo sueltan, lo rozan, lo tensan, lo enervan, lo llevan a reventar en olas que estallan, que moja, que brillan, que se escurren formando lentas estelas, que se van haciendo, cada vez más, gotas mínimas y quietas sobre la inmensidad intensa de esos pechos tan míos, tan por mí lacerados).

Por fin, después de un momento muy largo, parpadeó y se acomodó en los labios algo que figuraba una sonrisa.

“Estás loco, Diego”, dijo sin ninguna intención, zafando de los míos sus ojos y depositándolos en el libro que leía.

“Quiero ver tus senos, eso es todo”, volvió a decir mi voz de caldera a punto de explotar. No era imperiosa, mi voz, era suplicante, desamparada, adolorida.

“¿Y qué tienen mis senos que los quieras ver?” Son iguales que los demás”.

“Son tuyos, y eso los hace distintos,únicos. Por eso quiero verlos. Te doy mi palabra de que no intentaré nada más. Te lo juro. Sólo quiero verlos”.

La sentí titubear, romperse la cabeza buscando el porqué de mi petición, halagada a pesar de su desconcierto. Insistí una y otra vez y ella continuó negándose, acudiendo a todas las puertas de la defensa a su alcance, aunque sin mencionarlo a él, sin darme una bofetada y huir. De repente se irguió, tocándose con nerviosismo los botones de la blusa, mirando de reojo hacia la puerta y diciendo:

“Pero, esto es una locura, Diego.”

Me levanté y cerré la puerta con llave.

“Sólo muéstramelos”, dije.

Y lo hizo.

Vi sus senos, contemplé sus senos en el vértigo de un segundo. Volvió a abotonar su blusa y se sentó de nuevo. Dijo:

“Ya.”

Yo le quité el seguro a la puerta y retomé mi sitio.

“Gracias”, le dije.

Poco después se incorporó anunciando:

“Voy a dar indicaciones para que empiecen a preparar la cena. Ya no tarda en llegar tu padre.”

Sí, era casi la hora en que su esposo suele regresar del trabajo.>>

Agustín Monsreal.

Post por: Le Pappatzul

 

de la Onda; que buena Literatura

Si no entendiste el título es porque no has leído a José Agustín ni a ningun otro representante de este gran movimiento que hablaremos a coninuación.

Si ese es tu caso, y tienes entre 14 y 25 años, presta mucha atención.

Rebeldía, revolución, inconformismo, manifestaciones, sexo, alcohol, rock and roll, el sistema autoritario y los jóvenes siendo jóvenes

La Literatura de la Onda es un movimiento literario que surgió en los años 60´s como una herramienta de oposición y manifestación política, de rebeldía, revolución, de exposición de problemas existenciales, sexo, drogas, alcohol y rock and roll.

Este género rompió esquemas y buscó contar historias de jóvenes para jóvenes, con el mismo lenguaje que se usaba en las zonas mas marginadas de la sociedad mexicana, que ya se encontraba en uso rompiendo con cualquier sistema tradicional de escritura. Una literatura urbana.

Entre mis libros favoritos más emblemáticos de esta corriente se encuentran libros como El Rey Criollo de Parménides García Saldaña. Un compendio de cuentos acerca de adolescentes, que no alcanzan apenas la mayoría de edad, y sus peripecias en la búsqueda por ser aceptado en un grupo, provar las primeras sustancias prohibidas y tener esa primera experiencia sexual.

Además de esta temática fresca – que se mantendrá así mientras los jóvenes sigamos siendo jóvenes – tiene como preludio de cada cuento la letra de una canción de los Rolling Stones. ¿Quién dijo que los libros no vienen con soundtrack?

 

Otro gran libro recomendado es Gazapo, primera novela de Gustavo Sainz, y es uan historia extraordinaria de uno de los tres maestros del movimiento.

El tercero y último,  máximo expositor de este escape y ruptura, con lenguaje soez como todos los demás pero con una sintaxis admirable, nos encontramos a José Agustín, que fue el más prolífico de los tres. Entre sus más reconocidos y que se siente presenta el estilo nuevo, peculiar y juvenil, se encuentran sus dos primeras novelas La Tumba y De Perfil.

Estos son los libros que todo joven debe leer, ¿eres uno de ellos? no esperes ni un poco más, que el tiempo pasa rápido, pronto serás viejo y no lo disfrutaras tanto como ahora.

Literatura de la Onda es el retrato de nuestra sociedad, como joven, no podrás encontrar mejor parecido.

Press-Werk!

  PressWerk es un proyecto creado por estudiantes de diseño en Alemania y consiste en fotografiar un objeto en su estado original, meterlo a un libro, aplastarlo, deshacerlo y claro, luego fotografiarlo. Entre los 100 objetos masacrados se encuentran huevos, pinta labios, pescados, cámaras y todo tipo de curiosidades.

Para mas informacion sobre el libro: http://www.projekt-presswerk.de/

Escrito por: Cari Barbachano

who the bloody hell are you?

Hola somos stART un colectivo de arte en Mérida y una fuente de cultura e inspiración. Sigue el llamado y síguenos en twitter @holaSTART www.facebook.com/holastart